contadores Saltar al contenido

¿Qué hacer en Bariloche en invierno?

junio 5, 2019
Bariloche en invierno

Al pensar en San Carlos de Bariloche, la primera imagen que surge en nuestra cabeza es la de la nieve. El invierno en esta región es muy frío y lluvioso. Las temperaturas entre junio y agosto varían de 9 a -2 grados Celsius, mientras que la sensación térmica puede llegar a -15° C. Por eso este es un destino popular entre los turistas que quieren disfrutar del frío y de la nieve. A continuación vamos a enumerar las mejores actividades para hacer en la ciudad durante la mejor época del año para visitarla: invierno.

Comer fondue y tomar chocolate caliente

Como muchos ya saben, Bariloche es una ciudad conocida en todo el cono sur por su maravilloso chocolate. Por eso, un gran programa para aliviar el frío es tomar un delicioso chocolate caliente. Además, en la ciudad hay varios restaurantes que venden fondue; un plato que también combina a la perfección con el clima del invierno.

Esquiar

Bariloche cuenta con algunas de las mejores estaciones de esquí de toda Argentina. La principal de ellas es el Cerro Catedral, que es la pista más antigua y famosa del país. En total son 120 kilómetros de pistas que pueden recibir hasta 35 mil esquiadores por hora. Además de esta, hay otros dos buenos lugares para disfrutar de la nieve y que cuentan con algunas actividades diferentes, como Piedras Blancas y el Cerro Otto, que se encuentran uno al lado del otro. Y si no sabes esquiar, no hay problema, porque en todas estas estaciones se pueden contratar clases para practicar.

Caminar con raquetas de nieve

Una nueva experiencia es caminar en la nieve por primera vez, pero más diferente aún es caminar con raquetas de nieve. Uno de los lugares que ofrecen este servicio en Bariloche es el Cerro López. Allí los instructores enseñan a usar las raquetas para moverse y te llevan a ver los espectaculares paisajes del cerro.

Paseo de Noche Nórdica

Si estás buscando qué hacer en la noche en Bariloche durante el invierno, una idea genial es el paseo de la Noche Nórdica. En él los turistas pilotean sus propias motos de cuatro ruedas y de nieve en los alrededores y bosques del Cerro Otto. Después del circuito, se celebra una cena en el Refugio Arelauquen. El paseo también es muy peculiar, se escapa de lo común y es una garantía de que todos los que participen en él van a divertirse.

Si deseas leer más artículos parecidos te recomendamos que entres en nuestra categoría sobre America

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *